NOVEDADES
QU? ES IDEA
EMPRESAS SOCIAS
IDEA BUENOS AIRES
IDEA CENTRO
IDEA Joven
REVISTA IDEA
NEWSLETTER
ARCHIVO
IDEApyme











Protagonismo Empresarial Intercambio Empresarial Formacion Empresarial

40 Años Coloquio Anual | Progreso para todos: Acuerdos Basicos | Mar del Plata | 3 al 5 de noviembre e 2004

40° Coloquio IDEA
Sitio web del Coloquio
Acerca del Coloquio
Comité
Patrocinantes del Coloquio
Cómo ser patrocinante
Precoloquio Patagonia
Patrocinantes Precoloquio Patagonia
Precoloquio Cuyo
Patrocinantes Precoloquio Cuyo
Síntesis del Precoloquio Litoral
Patrocinantes Precoloquio Litoral
39° Coloquio IDEA
41° Coloquio IDEA

Síntesis de las Exposiciones Precoloquio Litoral

“La Contribución de la Educación para el desarrollo de emprendedores y de cadenas de valor”.
Martes 29/6 de 15:00 a 15:40

Síntesis de la exposición de Daniel Filmus

Daniel F. Filmus, Ministro de Educación de la Nación, abordó el tema de la contribución de la educación para el desarrollo de emprendedores y de cadenas de valor.

La educación argentina, en sus orígenes, todos la conocemos (por la generación de 1880 y por la ley 1420) fue probablemente la más tempranamente desarrollada en América latina. Argentina fue la que más tempranamente tendió a democratizar la educación y a incorporar vastos sectores de la población a su sistema escolar.

Es el país que más rápido entendió la llegada de las escuelas hasta los confines de las fronteras, pero al mismo tiempo, por las características particulares de nuestro país, la educación básica desde su origen no tuvo una vinculación con el mundo del trabajo.

El objetivo de la generación del `80 no era educar para el trabajo, para el trabajo uno se educaba trabajando; la idea fundamental, a diferencia de otros países que ya estaban en un proceso de reconversión industrial y que necesitaban ciertas competencias, ciertas capacidades para desarrollarse en el mundo del trabajo, en la Argentina la educación surge mirando a la política, mirando la necesidad de construcción de la Nación.

La escuela fue la herramienta que elige la generación del `80 para construir el país

Cuando discutimos el tema de la educación estamos discutiendo el modelo de país, aún una Argentina que se transforme, aún una Argentina que crezca, aún una Argentina que mantenga estos niveles de crecimiento que hemos tenido el año pasado, no tiene ningún destino como Nación si no resuelve la problemática educativa.

Por múltiples razones ha sido una problemática que exige una atención especial porque venimos de un proceso de desfinanciamiento y de desrresponsabilización respecto a los resultados del sistema educativo y de desigualación, de fragmentación del sistema educativo, que es necesario resolver.

Tenemos que ver que sólo un 6 por ciento de los productos que exporta la Argentina tienen alta tecnología y sólo un 20 por ciento tiene entre media y alta tecnología; la mayoría de las exportaciones argentinas son de baja o media baja tecnología. Filmus preguntó qué países han logrado salir de este tipo de modelo, y respondió: “los países que lograron reformar sus economías, creo que este es un elemento central”.

Dijo que el año pasado invitaron a participar de un seminario a cuatro países (Irlanda, Finlandia, Corea y Malasia), que tienen modelos distintos a discutir sobre el éxito que habían tenido al cambiar el modelo productivo y transformarse en una sociedad del conocimiento. Cada uno de ellos señaló un camino distinto, pero hubo un factor común en los cuatro: la educación fue tomada como una política de Estado y no como una política de un gobierno puntual.

Ningún país tuvo resultados concretos de los esfuerzos, de la energía y de las inversiones hechas, en corto tiempo. Los tiempos pedagógicos no están vinculados a los calendarios políticos.

En la Argentina tenemos ciertos problemas que son un cuello de botella. No tenemos a todos los chicos cumpliendo con la escolaridad que es lo que prometió la Ley Federal de Educación hace diez años; todavía tenemos un 7 por ciento de chicos de cinco años fuera del sistema educativo.

Hay estadísticas que nos están mostrando que hay chicos que ingresan en sala de 6 que tienen serias dificultades porque ciertas competencias lingüísticas y de pensamiento complejo se desarrollan en edades muy tempranas.

A la edad en que uno aprende el lenguaje y ciertas competencias lingüísticas, ocurren procesos muy complejos que son los que permiten desarrollar ciertas capacidades más adelante. Entonces ahí tenemos problemas en lo que sería el octavo y el noveno año, y por supuesto tenemos un 40 por ciento de los chicos que no completa la escuela media. Y uno de cada cinco termina la universidad.

Nos asustamos cuando un profesor, en La Plata, les toma una evaluación a los chicos, y éstos no saben la fecha de las invasiones inglesas o algunos nombres o datos, pero eso no es para asustarse tanto.

Lo grave es que nuestra escuela todavía no trabaja con aquellas competencias que les pueden dar a los chicos la capacidad de emprender, la capacidad de comprender, la capacidad de crear.

¿Qué es lo que hace falta hoy para desarrollarse en el mundo del trabajo? Hoy ya no hace falta aprender únicamente cosas puntuales, sino que empieza a hacer falta el desarrollo de ciertas competencias, y digo algunas:

  • Capacidad de creación.
  • Capacidad de pensamiento teórico.
  • Capacidad de comprensión de procesos.
  • Capacidad de toma de decisiones.
  • Capacidad de expresión.
  • Capacidad de trabajo en equipo.
  • Capacidad de tener percepción del tema de la calidad.
  • Capacidad de comprensión de procesos naturales y sociales de alta complejidad.

Hay que volver, aunque parezca una verdad de Perogrullo, a la escuela cuyo objetivo sea enseñar. Lo que pasa es que hoy hay que darles de comer para que los chicos aprendan; pero no sólo darles de comer, porque sino tenemos un comedor comunitario.

Todas las fuerzas sociales, los sectores empresariales, los del trabajo, también las fuerzas políticas y la comunidad toda, tienen que hacer un esfuerzo para separar la temática educativa de los temas de coyuntura, y ponerlo al nivel de los temas estratégicos porque sin educación no va a haber seguridad, no va a haber identidad, no va a haber democracia. Hay que plantearlo así. En algún momento hay que dar vuelta la historia.

 

 

 
IDEA Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina
IDEA Buenos Aires: Moreno 1850 | (C1094ABB) Capital Federal | Tel +54 11 5861-4300 Fax +54 11 5861-4399
IDEA Centro: Santa Fe 1376 1º y 2º piso | (S2000ATT) Rosario, Santa Fe | TelFax +54 341 440-4123